SALUD COMUNITARIA, EMPODERAMIENTO PARA EL AUTOCUIDADO DE LA SALUD.

Existe la necesidad de empoderar a la población en riesgo de exclusión con información integral que les permita abordar adecuadamente el autocuidado de su salud; y transferir herramientas prácticas contextualizadas para que de manera autónoma puedan acceder a al pleno ejercicio de sus deberes y derechos a la salud. Nuestra estrategia de intervención institucional promueve el acceso universal en salud, teniendo en cuenta el respeto por las diferencias culturales e intereses estratégicos de la población en situación especial de vulnerabilidad y marginalidad, basado en:
  1. Actividades de formación y capacitación encaminadas a facilitar el empoderamiento de las personas en temas relacionados al autocuidado de la salud y la promoción de comportamientos de vida saludables.
  2. Articulación interinstitucional e intergubernamental para el fortalecimiento de la gestión comunal y local de la salud.
  3. Dotación de espacios, recursos y herramientas adecuadas para el trabajo con la población en el ámbito del hogar, la escuela y los servicios de salud locales.
Nuestra experiencia institucional en la ejecución de proyectos relacionados se produce bajo enfoques de equidad social, interculturalidad y participación.

Estrategias de intervención:
  • A nivel gubernamental: Incidencia en el desarrollo de políticas en el nivel sectorial que ayuden a sobrepasar las barreras culturales en el acceso a los servicios de salud, contribuyendo a la implementación de acceso, cobertura, atención integral de la población en riesgo de exclusión social, hasta un nivel de articulación a las Políticas Nacionales, el Plan Bicentenario y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
  • A nivel institucional: Fortalecimiento de escuelas y lugares de trabajo con servicios de salud accesibles, integrales, continuos y adecuados culturalmente adaptados a grupos específicos de la población y trabajadores comunitarios de la salud, docentes, padres y madres.
  • A nivel comunitario: Promoción de actividades de movilización y organización comunitaria para incrementar el conocimiento de los deberes y derechos en salud, relacionados con la salud sexual y reproductiva, prevención de la violencia de género, prevención del embarazo adolescente, trata de personas, prácticas saludables, así como el desarrollo de la capacidad de gestión comunal para responder a esto.
  • A nivel de familia e individuo: Acciones de sensibilización, formación y capacitación para que cuenten con más y mejores capacidades, buscando un cambio de actitud y una formación integral que permita la adopción de factores protectores que mejoren su calidad de vida.

  • ESTRATEGIA DE IMPLEMENTACIÓN DE LA SALUD COMUNITARIA

    PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN DE ESTRATEGIA DE LA SALUD COMUNITARIA