TURISMO COMUNITARIO

El turismo es un importante instrumento de desarrollo y se presenta como una herramienta que facilita paliar la pobreza, el mejoramiento de las oportunidades y las condiciones laborales de las comunidades, contribuyendo a la conservación del patrimonio cultural y natural.


Es fundamental que los habitantes de las zonas turísticas participen activamente en la gestión de sus recursos. El verdadero reto es instaurar mecanismos que hagan realidad ese proceso, pero, con una clara propuesta, que involucre a los diferentes actores de la comunidad. El cuidado y manejo de los recursos naturales se hace imprescindible, pasa por la sensibilización de la población, orientada hacia las buenas prácticas ambientales, que merme el impacto ambiental que en estos últimos años se viene sintiendo, evidenciados en la falta de agua, tala indiscriminada de los bosques, inadecuado manejo de los residuos sólidos, etc. Existe un grupo importante de la población, ávida a ejecutar acciones direccionadas al desarrollo local pero, en armonía con la naturaleza, eso es un indicador importante, que activa los sentimientos de las organizaciones de continuar apostando por el desarrollo sostenible de los pueblos.


En el Perú el Turismo Rural Comunitario tiene particularidades, permitiendo que en sus diferentes versiones, se desarrolle como nunca; quienes lo practican, exigen y esperan una mejor calidad de los productos.

Ofrece a los visitantes un contacto personalizado, brindando la oportunidad de disfrutar del entorno físico y humano de las zonas rurales y en la medida de lo posible de participar en las actividades tradiciones y estilos de vida de la población local.


La Región San Martín por su característica geográfica estratégica y por la existencia en su territorio de potencialidades naturales y culturales, se coloca en condiciones favorables para incursionar en esta actividad. El primer Plan Estratégico de la Región (1999), señalaba al turismo como la actividad 3 en el desarrollo productivo de la región; los distritos también habían identificado esta actividad como una alternativa de desarrollo, como es el caso del distrito de San Roque de Cumbaza1, por ubicarse en la zona de amortiguamiento del Área de Conservación Regional Cerro Escalera, considerada principal fuente de agua para las provincia de Lamas y San Martín. Precisamente esas características territoriales la convierten en un lugar privilegiado, al poseer atractivos (área verde de recreación, cataratas, cascadas, miradores naturales, etc.), la presencia de la biodiversidad y la existencia de cultura viva en sus comunidades.
Por esas condiciones CEPCO, vio en esta localidad una oportunidad para promover el turismo, interviniendo en dos oportunidades, la primera en el 2005, a través de un convenio con la Municipalidad Distrital de San Roque de Cumbaza. CEPCO identificó un bungalow en desuso, construida en la gestión 2002-2004 y una escuela abandonada; refaccionó ambos locales, dándoles valor. Asimismo se inició la organización de los servicios turísticos y el proceso de capacitación y sensibilización a la comunidad, generando interés del gobierno local para desarrollar el turismo en la zona. En esa oportunidad se contó con el apoyo del Gobierno de Aragón (cooperación española) con un recurso semilla, a partir del cual el municipio distrital realizó un importante aporte.
En la segunda intervención (2008 – 2009), a través del Proyecto Ecoturismo Receptivo en el Distrito de San Roque de Cumbaza, mediante Convenio suscrito con la Municipalidad Distrital de San Roque de Cumbaza, CEPCO, promovió la articulación de las iniciativas económicas en Comités: Alimentos y Bebidas, Alojamiento, Guías Turísticas y Vigilancia Ambiental, articulados al COGETUR (Comité de Gestión Turística del Distrito de San Roque de Cumbaza), bajo el enfoque del desarrollo del ecoturismo participativo, administrada por la misma comunidad en estrecha relación con sus autoridades

Apoyamos al COGETUR en su gestión, que le permitió obtener la administración de los recursos turísticos otorgados por la Municipalidad distrital, bajo modalidad de cesión en uso. Asimismo, se desarrolló procesos de: capacitación a comités de servicios turísticos, orientados a brindar servicios con calidad; sensibilización y empoderamiento de la comunidad en el tema ambiental, manejo de residuos sólidos, reforestación de la parte baja, media y alta en el distrito; inserción del tema ambiental y turístico en el currículo educativo (docentes y alumnos); diagnóstico de la biodiversidad de la localidad; mejoramiento y apertura de rutas de acceso a recursos turísticos; y construcción de infraestructura de algunos servicios (bungalows, comedor, cocina, miradores ).

El reto del COGETUR y las autoridades fue demostrar que la administración comunal eficiente de los recursos turísticos, se basa en una organización liderada por la misma comunidad a través de su autogestión; es decir desarrollar negocios que permitan mejorar las condiciones de vida, en la medida que el ecoturismo sea una actividad solidaria, ambientalmente responsable y económicamente viable, convirtiéndose en una oportunidad para todos/as.